Un aliado peligroso: 6 pasos que no debes seguir cuando utilizas el arqueador de pestañas

Los profesionales desmienten los trucos más populares.
viernes, 2 de octubre de 2020 · 12:21

Cuando buscas que tus pestañas naturales luzcan más largas que nunca, el rímel no es el único producto que recomiendan los maquilladores. Si quieres destacar tus ojos, en el neceser siempre debe estar presente un arqueador.

Esta herramienta de belleza es amada por los profesionales, pero temida por quienes no la utilizan. Aunque está rodeada de muchos mitos, la realidad es uno de los utensilios más efectivos y prácticos que existen.

El rizador de pestañas es un complemento indispensable en el maletín de cualquier maquillador profesional, y son ellos mismos quienes aseguran que no generan ningún daño cuando se sabe cómo manipularlo.  

Como ocurre con cualquier producto cosmético, antes de adquirir esta herramienta los estilistas recomiendan analizarlo en profundidad antes de apoyarlo sobre el ojo y asegurarse de que no tenga fallas o incluso que cuente con todos sus elementos.   

Un consejo que siempre brindan los expertos en belleza es aplicar el arqueador cuando la pestaña no tiene nada de producto. Eso aumentaría las posibilidades de generar algún daño o que ocurriera lo que más se teme, arrancarlas del ojo.

Hay un truco que se hizo muy popular y que nunca debe realizarse, se trata de calentar el rizador antes de utilizarlo. No solo que no es necesario, ya que no cambia su efecto, sino que puede ser perjudicial para la piel.

Después de cada uso, hay que limpiar el arqueador y asegurarse de que no queden restos de producto o pestañas sueltas. Este paso es el que menos se tiene en cuenta, pero higienizar las herramientas de maquillaje ayuda a prevenir infecciones en el rostro.

La forma correcta de aplicar el rizador es en posición recta sobre el comienzo el pelo, tienen que mantenerlo apretado por algunos segundos, sin tirar en ningún momento y llevar a cabo todo el proceso con delicadeza.

Otras Noticias