Deja de sufrir: aprende 3 trucos para evitar que los tacones altos lastimen tus pies

Volverás a utilizar tu calzado favorito sin sentir dolor.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 13:52

Los tacones son conocidos en el mundo por muchas cosas, en la lista se destacan que ayudan a estilizar la figura, proporcionan una buena altura y mejoran los looks más básicos. Sin embargo, la particularidad que se encuentra por encima de todas las demás es que generan mucho dolor en los pies. 

Este calzado fue el que impulsó la frase popular de que la moda es incómoda, pero quien la creó no contaba con ciertos trucos que se pueden aplicar para evitar cualquier molestia y disfrutar por mucho tiempo de los “high heels”.

Los fisioterapeutas encontraron la solución para atreverse a utilizar tacones a diario y no arrepentirse con el trascurso de las horas, para que no sea todo sacrificio al lucir tus zapatos favoritos: solo tienes que tener en cuenta algunos consejos fáciles y prácticos.

Es importante saber que las zonas que se ven más afectadas son los tobillos, la base de los dedos y las rodillas, por esta razón es que los gemelos empiezan a sentir una presión extra y el dolor se vuelve más intenso.

El primero es preparar los pies para estar en punta, pues como toda parte del cuerpo necesita que sus músculos entren en calor antes de realizar una actividad, en este caso caminar con una altura extra.

Si tienes que vestirte rápido y no tienes tiempo de ponerlos en movimiento, asegúrate de estirarlos antes de ponerte los tacones. De esta manera el dolor será más leve y podrás utilizarlos durante más tiempo sin estar pensando en el momento de quitártelos.

Otro consejo de los fisioterapeutas es encontrar el calzado adecuado, su apariencia no es el único factor que cuenta para estar seguros de que son ideales. Antes de adquirir cualquier zapato asegúrate de que la horma es la correcta, que puedes mantener el equilibrio con ellos y sobre todo que tus dedos están cómodos en la punta.

Para las fanáticas de los “high heels” se recomienda no utilizar siempre el mismo par: ir variando los modelos puede ayudar a que los pies descansen cada tanto y no  se lastimen tan seguido.

Otras Noticias