Ideal para la dieta: la receta de quínoa que no te querrás perder

El método para conseguir la consistencia perfecta.
viernes, 30 de octubre de 2020 · 15:56

En la lista de los "superalimentos", la quínoa se encuentra entre las primeros lugares gracias a la cantidad de nutrientes y beneficios que le brinda al organismo. Sin embargo, hay muchas personas que desconocen cómo cocinarla para aprovecharla al máximo.   

Aunque esta semilla se puede preparar y consumir de la misma manera que los cereales, los expertos tienen los mejores consejos para conseguir que tenga la consistencia perfecta y no fallar en el intento.

Con el paso de los años, cada vez es más fácil conseguir la quínoa, esto en parte se debe a la concientización hacia una vida más saludable y respetuosa con los animales.

A pesar de que la industria se encargó de empaquetar y preparar esta semilla para que pueda cocinarse a partir del momento que se quita del paquete, siempre es necesario lavarla correctamente antes de introducirla en el organismo.

La mejor manera de limpiarla es poniéndola en un bowl con abundante agua fría y con las manos ir moviendo delicadamente las semillas por solo algunos minutos. Este proceso se realiza para quitar por completo la capa de saponinas que se encuentran en el alimento. Cuando pase el tiempo y parezca que ya están listas, es momento de escurrirlas y eliminar el excedente de líquido.

La quínoa tiene la particularidad de rendir mucho, por eso es necesario tener en cuenta que la medida aproximada en crudo va a triplicar su cantidad cuando esté cocida. Para aproximadamente 6 porciones, se recomienda utilizar una taza.

Por cada taza de quínoa cruda hay que utilizar 2 partes de agua, este procedimiento es parecido al del arroz. Las semillas recién se colocan en la olla cuando el líquido este hirviendo y se dejan allí por aproximadamente 15 minutos y en un fuego moderado.  

Aunque se debe tapar durante la cocción, siempre se debe estar atento a su tamaño y color, ya que esa es la manera para determinar si ya están listas. Una vez que tomaron un color transparente, e incluso se expandieron por toda la superficie, es momento de pasarlas por un colador, dejarla reposar unos segundos para que tengan una mejor consistencia antes de consumirlas.   

Otras Noticias