Consejo profesional: descubre cada cuánto se recomienda consumir alcohol

Los expertos confirman cómo afecta la cantidad y frecuencia.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 09:11

Es un hecho que, durante el confinamiento, el consumo de bebidas alcohólicas fue  aumentando con el paso de los meses. Ante las situaciones de estrés y ansiedad, muchas personas recurrieron a esta sustancia para calmar los síntomas que perjudicaban su bienestar.  

Sin embargo, los expertos aseguran que incorporar de a poco este producto psicoactivo en la rutina cotidiana puede generar dependencia en las personas y pasar a convertirse en una adicción difícil de controlar. Conoce cuánto puede afectar en tu organismo la frecuencia y cantidad que bebes.

Aunque el confinamiento ya no sea parte de la vida, hay que adaptarse a una nueva realidad regida por una pandemia. En el intento de mantener los hábitos saludables, a muchas personas les resulta difícil eliminar por completo las bebidas alcohólicas de la dieta cotidiana.

Sobre esto los expertos reconocen que, a pesar de que sea una sustancia dañina para el organismo, un consumo responsable y medido puede incorporarse. El problema realmente empieza cuando se pierde el control y se borran los límites.   

Beber solo o con un grupo de personas tiene el mismo efecto en el organismo.

Aunque cada organismo es un caso distinto, los profesionales de la salud reconocen que a rasgos generales se podrían consumir a la semana una cantidad total de 14 vasos. Se debe alternar los días en los que se incorporan en el cuerpo, para dejar descansar al hígado.

Lo que ocurre cuando hay excesos es que el órgano más grande del cuerpo se va dañando, y como consecuencia directa de esto el organismo va desarrollando con el tiempo daños hepáticos. 

Si estás intentando adelgazar, el alcohol es tu peor enemigo en este momento. Debes tener en cuenta que esta sustancia fija las grasas en el cuerpo, aporta muchas calorías vacías y dificulta todo el proceso.

Los especialistas remarcan que es muy probable que durante la semana sientas mucho más cansancio, e incluso verás cómo tus emociones se vuelven más inestables y el estado de ánimo disminuye con el paso de los días. Por esta razón, beber nunca se consideró como un tratamiento para mantener la salud mental.

Otras Noticias