Dieta de la piña: descubre los pros y contras de seguir esta tendencia

El régimen alimenticio más buscado para bajar de peso.
domingo, 22 de noviembre de 2020 · 09:08

Cuando las personas quieren baja de peso, incorporar hábitos saludables resulta esencial para alcanzar los resultados deseados. Tanto el ejercicio como la alimentación cumplen un papel muy importante, y por esta razón las personas deben elegir de todas las opciones que existen las que mejor se adapten a sus necesidades. 

Estos últimos años, la dieta de la piña adquirió mucha popularidad gracias a que promete una figura esbelta de forma rápida y efectiva, consumiendo una sola fruta en todo el menú cotidiano. Conoce más sobre este plan nutricional que aseguraría que el secreto para adelgazar se encuentra en el ananá.

La dieta de la piña consiste en consumir 4 kilos diarios de esta fruta tropical, que se pueden incorporar en distintas versiones en el organismo. El objetivo detrás de este método es perder peso eliminando la retención de líquido y las toxinas.    

Las personas que implementan este régimen diurético deben saber que no se recomienda seguirlo por más de 4 días, ya que podría generar deficiencias nutricionales.  

Según los nutricionistas, el ananá es una de las tantas frutas que puede brindar grandes beneficios a la hora de bajar de peso. Sin embargo, no creen que sea una solución a largo plazo consumirla como el único alimento en el menú cotidiano.

Al igual que todas las dietas milagrosas que surgieron en los últimos años, este régimen diurético basado en consumir piña manifiesta resultados en poco tiempo pero no ayuda a incorporar hábitos saludables, algo que es esencial para mantener el peso y no sufrir un efecto rebote.

Uno de los puntos a favor de la dieta de la piña es que quienes la implementan beben más cantidad de agua, un hábito que a las personas les cuesta implementar en su rutina diaria, pero que es muy importante para bajar de peso y mantenerse hidratado.

Por otro lado, durante los días que se sigue este plan diurético se reduce por completo el consumo de alimentos  que contienen grasas o carbohidratos, y esto no permite que el cuerpo incorpore los nutrientes que necesita para funcionar correctamente.  

Otras Noticias