4 trucos para reducir el azúcar sin renunciar a lo dulce

No hay nada más dulce que cuidar la salud.
lunes, 14 de diciembre de 2020 · 12:16

La Organización Mundial de la Salud asegura que, a pesar de que las personas sólo deberían consumir 25 gramos de azúcar diaria, no se respeta el límite y su presencia en la dieta se triplica.

Quienes son conscientes de esto, empiezan a buscar distintas maneras de reducir su consumo, aunque muchas veces se convierte en una tarea difícil de llevar a cabo con éxito. Descubre los pequeños cambios que se pueden aplicar en la rutina para despedirse de la sacarosa sin renunciar a lo dulce. 

Elimina de a poco el azúcar refinado de la dieta alimentaria.

Muchas personas intentan sustituir el azúcar por los edulcorantes y aunque esto ayuda a reducir calorías es poco probable que consigan bajar de peso. Los profesionales aseguran que no es efectivo ya que generan más ganas de comer y generalmente se  utilizan sobre alimentos poco saludables que no aportan nutrientes.

Por esta razón, es recomendable utilizar frutas naturales para endulzar las comidas y brindarle al organismo una opción más saludable que a largo plazo no provoque enfermedades terminales o problemas de salud.  

Por otro lado, realizar algunas modificaciones en la rutina cotidiana puede ser de gran ayuda cuando se intenta reducir el azúcar diario de la dieta. Para empezar se pueden tomar pequeños pasos, como endulzar las preparaciones con esencias naturales o incluso disminuir en la recetas la cantidad de azúcar detalladas en sus instrucciones.

Ten en cuenta que la combinación de la sacarosa con los alimentos procesados se puede convertir en una mezcla letal para el organismo, en el cual los daños no aparecen a corto plazo, pero el exceso sí se siente en el futuro. 

Otro de los trucos que recomiendan los nutricionistas para endulzar los alimentos sin provocar daños en la salud es utilizar especias como la canela, el jengibre, la pimienta de Jamaica e incluso la nuez moscada.

También puede ser de gran utilidad reducir los productos ultraprocesados, las salsas comercializadas y las bebidas con azúcar añadido, aunque no lo parezca a simple vista, tienen una gran cantidad de sacarosa en su composición.  

Otras Noticias