Rápido y delicioso: aprende cómo preparar un “solomillo Wellington” en 30 minutos

El plato más tierno de la Navidad.
miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 13:10

El solomillo Wellington se caracteriza por ser un plato que a simple vista parece imposible de preparar, sobre todo para las personas que no cuentan con cierta destreza en la cocina, pero sorprende a todos durante el proceso, ya que la receta demuestra por sí sola que es realmente sencillo y rápido de cocinar.

Esta carne de cerdo envuelta en hojaldre es un de las estrellas de la cena navideña, y esto se debe a que se puede adaptar fácilmente al gusto de cada familia, solo se debe ajustar el tiempo del horno para conseguir que sea del agrado de todos los invitados. 

El solomillo Wellington se prepara con carne de cerdo.

Los ingredientes que necesitarás para seis personas son: 500 gamos de solomillo de cerdo, 250 gramos de champiñones, media cebolla, 1 diente de ajo, 1 lámina de hojaldre, 1 huevo batido, 8 lonjas de jamón ibérico, aceite de oliva, una pizca de pimienta y sal.

El primer paso de la receta consiste en preparar la salsa, para la cual es fundamental limpiar los hongos, retirarles la piel y cortarlos en trozos. Luego se pica con un cuchillo la cebolla junto al ajo, se coloca en una sartén con aceite de oliva, se junta y se pasa por una batidora con el objetivo de conseguir una pasta.

Pinta el hojaldre por encima para que luzca como un verdadero solomillo Wellington.

Por otro lado, coloca la porción de solomillo sobre un film, encima cúbrelo con la salsa de champiñones y cebolla para luego tapar todo con las lonjas de jamón ibérico. Una vez que estén todos los ingredientes enrolla el papel, presiona los extremos y déjalo en el refrigerador por media hora.

Cuando pase el tiempo estimado, extiende el hojaldre por la mesada y coloca la carne de cerdo en el medio -recuerda quitar el envoltorio transparente-, dobla la masa hacia el centro y asegúrate de envolver todo perfectamente. Hay quienes optan por dejar algunas tiras y hacer una decoración por arriba para luego pintarlo con huevo.

Puedes decorar el plato con tiras de masa antes de meterlo en el horno.

Llegó el momento de la cocción: si no precalentaste el horno al comienzo de la receta, lo mejor es prenderlo a 200 grados y esperar 25 minutos hasta que tome temperatura; luego puedes colocarlo y esperar media hora más para que empiece a dorarse.  

Ten en cuenta que la duración de la receta o el punto de la carne dependerán del tiempo y el tamaño del solomillo, por eso es importante asegurarse de elegir la porción correcta e incluso contar los segundos exactos para conseguir la consistencia deseada.

Otras Noticias