Las mejores formas de aliviar tus pies cansados

Estos sencillos tips les darán más bienestar.
lunes, 17 de agosto de 2020 · 11:55

El estrés y el ritmo acelerado de la vida moderna impactan cada vez más en la salud. El cuerpo comienza a debilitarse y manifestar señales de cansancio que debemos saber detectar para así poder solucionar con tratamientos adecuados o recurriendo a sencillas alternativas caseras.

El trastorno de los pies cansados es más común de lo que se piensa y no solo se trata de un problema que afecta exclusivamente a las mujeres. La hinchazón, el dolor y cambios en la apariencia de la piel son algunas de las quejas que comenzamos a expresar.

Esta parte del cuerpo resiste, quizás, la mayor parte del esfuerzo diario. Ya sea por el excesivo caminar o pasar mucho tiempo en una misma posición, los problemas de circulación son el principal factor que puede incidir en la salud de nuestros pies y, finalmente, afectar nuestro bienestar.

Colocarlos en alto es la principal recomendación a la hora de darles descanso. Ya sea en la cama o al reposar en el sofá, procure elevarlos y mantenerlos en esa posición por algunos minutos o hasta que la sensación de fatiga comience a aliviarse. Lo importante de este ejercicio es promover la buena circulación.

Otra forma de darle descanso a los pies es con simples masajes. Puede ser con alguna loción hidratante o recurrir a algún producto natural o aceites. Estos últimos se pueden agregar en pequeñas cantidades en un recipiente con agua tibia, donde introducirá sus pies por un buen rato.

Antes de aplicarse los masajes en los pies, se recomienda remojarlos en agua tibia con sal por al menos 10 minutos. Esto también ayudará a su relajación y a que se deshinchen. Luego de este tiempo, se secan y posteriormente se aplica el aceite o la esencia de su preferencia para acariciarlos.

Un ejercicio práctico es, descalzo, colocar un pequeño balón debajo del pie y comenzar a rodarlo hasta los dedos y de ahí, al talón. Este movimiento puede repetirse las veces que desees. También se puede intentar tomar algunos pequeños objetos con los dedos de los pies, pues ayuda a mejorar la flexibilidad.

Los talones agrietados, juanetes y callos, también son problemas comunes causados por el uso de calzado inadecuado.

Otras Noticias