Dieta de oficina: 5 métodos para comer saludable mientras trabajas

Mejora tu estado físico y evita aumentar de peso.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 13:50

Al trabajar en una oficina, los hábitos saludables se pueden ver afectados. Muchos factores en la rutina laboral nos llevan a consumir alimentos chatarra, saltear comidas y hasta modificar sus horarios.

Aunque parece algo inevitable, hay ciertos tips que puedes implementar a la hora de elegir qué alimentos debes llevar al trabajo. No solo te brindarán energía, también son esenciales para mejorar la calidad de vida. 

Debido a que la mayoría de las personas que trabajan en oficinas mantienen un estilo de vida sedentario, la alimentación pasa a ser un aspecto fundamental en sus vidas, aunque en su ritmo no se le dé mucha importancia. 

Durante las horas laborales incorporar los nutrientes necesarios se vuelve todo un desafío durante la jornada. Hay un mayor consumo de productos como el café, snacks poco saludables, comida rápida o precocinada, excesos de sal y azúcar. 

Si reconoces que te cuesta incorporar hábitos saludables en el horario de oficina, entonces hay ciertas cuestiones que debes considerar para modificar la situación. Lo primero es asegurarte de consumir alimentos que aporten mucha fibra y que contengan antioxidantes.

Cambia tus snacks, opta por una gran variedad de cereales, frutos secos y frescos. Aportan grandes beneficios en el cuerpo, además de ser prácticos de transportar y sobre todo fáciles de consumir durante el día.  

Si eres de las personas que llevan su comida en táper, hay ciertas cuestiones que debes tener presente. Por ejemplo, antes de incorporar los alimentos en el recipiente asegúrate de medir la porción en un plato que sirva de guía. La mitad debe contener vegetales y la otra puede estar compuesta por carbohidratos o alimentos ricos en proteínas.

Respecto a las bebidas, intenta mantenerte hidratado durante toda la jornada laboral, opta siempre que puedas por beber agua o infusiones, pero asegúrate de no añadir endulzantes refinados, son realmente dañinos para la salud.  

Otras Noticias