Una tradición gloriosa: así preparaban las abuelas las magdalenas de pueblo

La bollería que disfrutarán distintas generaciones.
martes, 12 de enero de 2021 · 09:20

En el recetario de las abuelas permanece presente una pieza de pastelería que se caracteriza por ser típica de pueblo, se trata de las magdalenas caseras. Muchas personas reconocen esta bollería como una tradición que disfrutan distintas generaciones en la familia y que perdurará por mucho tiempo más.

Su sabor irresistible y textura esponjosa convierten a los panecillos dulces en una de las mejores opciones para disfrutar durante el día junto con una buena compañía. Descubre qué pasos debes seguir para que el resultado sea tan fácil como glorioso.    

Las magdalenas de pueblo son fáciles de cocinar.

Los ingredientes que utilizan las abuelas para preparar magdalenas caseras son: 300 gramos de harina, 200 gramos de azúcar, 200 mililitros de aceite vegetal, 100 mililitros de nata, 1 sobre de levadura, 1 pizca de sal, 4 huevos y un poco de ralladura de limón.

Por otro lado, hay algunos materiales que son indispensables para llevar a cabo la receta: la batidora de mano eléctrica, 1 bowl mediano, moldes y cápsulas para cupcakes. Ten en cuenta que deben rendir para 15 bollos dulces.

La bollería debe enfriarse en una rejilla.

El primer paso de la receta consiste en colocar la harina, el azúcar, la sal y la levadura dentro de un recipiente para luego añadir los huevos y batir todos los ingredientes con las varillas eléctricas. Una vez que se mezclan, incorpora el aceite y repite el procedimiento anterior.

En la preparación para la masa se agregará la ralladura de limón y la nata, que se deben incorporar perfectamente hasta conseguir una consistencia homogénea, cremosa y libre de cualquier grumo.

Los cupcakes se pueden decorar a gusto.

Cuando la masa ya esté lista se debe añadir a los cápsulas para cupcakes, que pueden ser de papel o silicona, y luego dentro de los moldes aptos para horno. Esta bollería se cocinará por 20 minutos a 190 grados. Antes de cerrar la puerta se debe esparcir un poco de azúcar por arriba de ellos.

Una vez que pase el tiempo estimado, las magdalenas se dejarán enfriar sobre una rejilla para luego disfrutar a temperatura ambiente junto con una infusión. También se pueden decorar añadiendo distintos toppings, sobre todo si se busca que el sabor sea todavía más dulce

Otras Noticias