Los cambios que sufrirían Enrique Ponce y Paloma Cuevas a partir del divorcio que no llega

En el mes de julio trascendió la noticia de la separación.
jueves, 22 de octubre de 2020 · 09:45

Han pasado más de tres meses desde que trascendió la noticia de que el matrimonio de Enrique Ponce y Paloma Cuevas había llegado a su fin.

Sin embargo, aún no han formalizado el divorcio y el trámite se dilata cada vez más sin conocerse los verdaderos motivos.

Se suponía que el torero y su ex esposa habían llegado a un acuerdo con respecto a los bienes a repartir y a la custodia de sus hijas.

De hecho, se dio a conocer que habrían contratado a un único abogado para los dos, pero el proceso legal continúa retrasándose.

El valenciano y la cordobesa poseen varias propiedades, pero las principales que debieron negociar son tres: la finca de Cetrina, ubicada en Navas de San Juan; el piso de Pintor de Rosales, en Madrid; y la casa en la exclusiva urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón.

Una vez finalizados los trámites de divorcio, la empresaria podría poner en marcha los planes de mudarse al extranjero que supuestamente tendría.

Por su parte, Enrique Ponce podría dar un paso más en su relación con Ana Soria y concretar la idea de dar el "sí quiero".

Mientras tanto, el diestro continúa viviendo a pleno su romance con la joven de 22 años y se han mudado juntos a un piso con vistas al mar en Almería.

Otras Noticias