Para olvidar a otro: Jennifer López se casó con Marc Anthony por conveniencia 

La diva lo desveló todo en una obra literaria. 
viernes, 23 de octubre de 2020 · 17:32

Si hay una pareja que a muchos cautivó mientras duró fue la de Marc Anthony con Jennifer López, quienes incluso llegaron a tener a dos mellizos juntos: Emme y Maximiliam.   

Aunque la lista de amores de JLo es interminable, con el salsero llegó a durar una década y todos creían que al fin había conseguido a su media naranja, hasta que todo se derrumbó. 

A pesar de que nunca se especificaron las razones de la ruptura, siempre alegaron que no hubo un tercero en discordia, pero recientemente se develó lo que la “Diva del Bronx” confesó en su libro “True Love”. 

Resulta que la famosa citó que, en ese momento, antes de oficializar su unión con el intérprete de “Qué precio tiene el cielo”, estaba tratando de olvidarse del actor Ben Affleck, con quien incluso llegó a estar comprometida para caminar al altar. 

Jennifer López duró casi tres años con Ben Affleck y se separó luego de comprometerse con él. 

En ese instante, cuando abandonó sus planes de vestirse de novia con el afamado actor de Hollywood se vio envuelta en una encrucijada y llegó Marc a rescatarla de tantos cuestionamientos. 

Necesitaba creer en algo. La realidad era que no quería estar sola, así que cuando Marc estuvo allí, cuando me encontró con su gran sonrisa, su corazón en la manga y sus brazos abiertos de par en par, estaba más que feliz de dejarme caer en ellos.  

Marc Anthony le dio a la diva lo mejor de su existencia, sus mellizos.

La oriunda de Nueva York se desahogó al decir que una de las razones por las que cedió era que ambos tenían años de amistad, luego de grabar canciones como la de “No me ames”, en 1999. Incluso la diva creyó que era obra del destino que se reencontara con él tres días después de su fallida boda con Affleck. 

Lo cierto es que al final Jennifer López debió aceptar que no siempre un clavo saca a otro y que más le valía estar completamente flechada para dar el sí. Le queda el consuelo de que el regalo más grande que le dio el compositor fueron sus retoños, sus grandes amores y únicos herederos.  

Otras Noticias