“No puedo hacer más por él”: Irene Rosales se sinceraría sobre su relación con Kiko Rivera

La colaboradora marcaría sus límites.
domingo, 15 de noviembre de 2020 · 10:30

Han pasado 36 años desde la partida física de Paquirri, y la familia Rivera aún no cierra esa herida. Particularmente quien fuera su esposa, Isabel Pantoja, la cual ahora se encuentra en el centro de la polémica por un enfrentamiento con su hijo.

Kiko Rivera ha brindado una entrevista muy particular en el especial llamado “Cantora: la herencia envenenada”, protagonizando un momento televisivo que será recordado por mucho tiempo. Y ahora su mujer, Irene Rosales, ha brindado más detalles al respecto.

En dicho programa, el esposo de la modelo española compartió algunos documentos que demostrarían que la herencia de su padre no se administró de acuerdo a su voluntad por parte de la tonadillera.

Como si esto fuera poco, también se dio a conocer que los objetos personales del diestro nunca fueron robados como la cantante afirmaba, sino que continúan en Cantora, su refugio durante estos días tan complicados.

Por su parte, la colaboradora le ha revelado a Emma García en “Viva la Vida” algunos detalles respecto a cómo se encuentra el músico en estos momentos, tras haber desenmascarado a su madre frente a todos.

Cuando terminó la entrevista Kiko llegó al hotel destrozado y triste, sin ganas de hablar, tanto yo como los que estábamos allí con él le dejamos tranquilo porque no queríamos saturarle más. Kiko no se ha quitado un peso de encima, de hecho el dolor que siente es mayor que si se lo hubiera quedado en casa. No sé si será posible que Kiko y su madre se reconcilien, pero ambos necesitan tiempo.

Irene Rosales ha brindado detalles respecto a cómo se encuentra Kiko Rivera tras las declaraciones que hizo sobre su madre.

Irene Rosales ha contado además que Kiko Rivera no estaba al tanto de que las cosas de su padre permanecían en la mencionada propiedad, por lo que se llevó una enorme sorpresa al descubrir que Isabel Pantoja le había mentido.

Kiko nunca había visto esas cosas allí, ese dos de agosto al pasar por la habitación digamos que no estaba el panel que siempre ocultaba el cuarto y lo pudo ver, qué le vamos a hacer.

Otras Noticias