Ana Rosa Quintana discutió con un colega

El enfrentamiento fue en el estudio.
sábado, 13 de junio de 2020 · 18:20

Por mucho que sea una personalidad de renombre, hay situaciones que para Ana Rosa Quintana es muy difícil permitir, porque prefiere que los ideales sean respetados. Y de esto fueron testigos los televidentes de “El programa de AR”.   

Recientemente la presentadora recibió en el plató a Alessandro Lecquio, luego de que este estuviera ausente, debido al fallecimiento de su hijo Álex. No había terminado de finiquitarse la llegada del colaborador, cuando comenzaron los enfrentamientos.   

Al conversar sobre Jorge Pérez, el ganador de “Supervivientes”, Lecquio emitió su opinión acotando que con el premio le “agradecían a los españoles de Benemérita”, ya que el galardonado trabaja en la Guardia Civil; y lanzó al aire un soez comentario.   

"De la misma manera que unos odian a los fachas, yo odio a los comunistas (…) Es exactamente lo mismo. Es más, ellos tienen la suerte de tener una maquinaria propagandística que es infinitamente mejor que la de la derecha (...)".  

La conductora no aguantó la presión, y le puso los puntos claros. Le recordó que al iniciar el segmento dio un mensaje de “unión”, y de evitar las palabras de rivalidad, lo que pone en duda su convivencia en el estudio a partir de ahora.   

"Hoy he empezado diciendo que me parece un horror ese lenguaje. No lo voy a consentir. Ni fachas, ni rojos. Que cada uno piense o defienda lo que le dé la ga**, respetando a los demás".  

Por otro lado, se mostró en contra de la inseguridad que se presencia en las calles de Madrid. Poniéndose en el lugar de Sonsoles Ónega, quien debió enfrentarse estos días a desconocidos, que intentaron “timarla” y le robaron dinero, Ana Rosa Quintana relató una experiencia personal.  

Hace años vivió un hecho similar en el centro de la ciudad, mientras la acompañaba su mamá. Percibió que un delincuente le jaló la cartera y sin miramientos “se libró a bolsazos”. Esta arriesgada acción pudo traerle represalias, pero todo fue parte de un impulso, y terminaron sanas y salvas.   

Otras Noticias