Los grandes cambios de Jaden Smith en 22 años

El intérprete ha tenido un notorio antes y después.
jueves, 9 de julio de 2020 · 10:46

El hijo de Will Smith, Jaden, siempre ha estado en el ojo del huracán, no solamente por ser fruto del matrimonio del protagonista del “Príncipe del rap” sino por su inicio en el mundo artístico, pues siempre demostró tener mucho talento.

Con el paso de los años se fue cambiando su imagen de niño tierno y, al empezar su adolescencia, como cualquier otro, comenzaron las notorias diferencias en su estilo y personalidad. Ahora, a punto de cumplir 22 años, muchos fanáticos se han dado cuenta.

El hijo de Will Smith se estrenó en la actuación con la película "En busca de la felicidad".

El intérprete de “Never Say Never” empezó a mostrar sus cambios a partir del año 2012, cuando estrenó sus primeros temas como cantante. Al principio parecía un pasatiempo y, poco a poco, se fue convirtiendo en su carrera.

Delgadez, ojeras y mirada perdida, esas eran algunas de las características que los internautas podían notar en el actor. Muchos consideraron que se podría tratar de una enfermedad, pero era nada más el paso de la pubertad.

En el año 2014, su cabello largo y trenzas pasaron a la historia y optó por un “look” más a la moda, con la cabeza teñida de colores. Aparentemente, su contextura física se debía a su nuevo estilo de vida vegana.

Según el portal Mirror, el protagonista de “En busca de la felicidad” decidió cambiar su dieta diaria y dejar de consumir carnes y productos que provengan de animales. Claramente todo esto afectó a su físico de forma radical.

Sus fanáticos consideraron que Jaden parecía "enfermo" por su apariciencia.

Mientras tanto, dos años después, su forma de vestir también se vio influenciada. Aunque se sentía cómodo consigo mismo, pues nunca tuvo problema en mostrarse cómo realmente es, sus “fanáticos” se sumaron a las críticas.

Jaden Smith siempre ha sido frontal y respondió a quienes han expresado su incomodidad por su imagen; recalcó que lo importante es aceptarse y dejar el miedo por el cambio.

“Sé que un montón de gente buena va a sufrir, quiero que los demás sean consciente de ello. Para inspirar el cambio en otras personas, solo se me ocurre cambiarme a mí mismo”.

Otras Noticias