“Me trata como un perro”: Kiko Matamoros estalló contra su hija Ana

El colaborador sigue luchando contra una enfermedad.
sábado, 1 de agosto de 2020 · 07:52

Kiko Matamoros lleva más de 24 horas ingresado en la Clínica del Rosario de Madrid tras sufrir una pancreatitis, una infección sufrida tan solo dos días después de haber recibido el alta por una operación en su vesícula.

“Me alimentan por vía intravenosa. Estoy con sueros, calmantes… Tengo 4 botellas colgadas. Los análisis están siendo muy positivos y está yendo muy bien. Ojalá puede empezar a beber mañana o pasado. Creo que me voy a quedar como un lapicero”.

Acompañado de su pareja y con la visita de su hija mayor, Kiko Matamoros sigue peleando por su salud y se debate si tiene que volver al quirófano o no.

Ya un poco mejor, el exrepresentante se animó a compartir unas palabras con sus compañeros en “Sálvame” para hablar un poco de su situación de salud, pero lo que se llevó todos los focos de atención fueron sus palabras en contra de su hija Ana, quien ahora, está en guerra con su novia, Marta López.

“Se me van a saltar los puntos de la risa. Hay cosas que no tienen ni pie ni cabeza (…) Si mi hija no me habla y me trata como un perro, ¿crees que le voy a dar a like en Instagram? Lo que pretendo es que mi hija se comporte con madurez y con normalidad”.

Sobre esto, señaló a su exesposa, Makoke, como la responsable de que haya ahora un enfrentamiento entre dos de las mujeres más importantes de su vida, pero prefiere tomar las cosas con calma, remarcando que su actual pareja no tiene nada en contra de su hija.

“Todo eran buenas palabras hasta que de repente salió esto de la Morlote pidiendo explicaciones. No entendí nada, me volví loco y me da lo mismo. Espero que el tiempo ponga las cosas en su sitio. Esto es una bobada, Marta no tiene nada en contra de Ana”.

Kiko Matamoros, aún en cama recuperándose, solo recibió la visita de Laura, quien, muy seria, no quiso hablar de ningún tema que no sea el de la salud de su padre, mientras que ni su ex ni Ana pasaron para ver cómo seguía la situación.

“Estas cosas tienen que salir de quien la provoca. Si Ana hubiera entendido que hay algo que no le gusta de ella, lo tendría que decir”.

Otras Noticias