“Cerrar los ojos y sufrir”: el desgarrador relato de Julio Camejo tras el deceso de su madre

El actor la despidió con todos los honores mediante un sentido video.
jueves, 14 de enero de 2021 · 18:21

Este jueves por la tarde, Julio Camejo fue tendencia en las redes sociales tras subir a su cuenta oficial de Instagram un desgarrador video en el que hace un breve pero sentido descargo luego del fallecimiento de su adorada madre.

El clip del nacido en La Habana fue replicado por el portal de espectáculos “Suelta la Sopa” y ya traspasó la barrera de los 110 mil likes y 560 comentarios en su mayoría de parte de fanáticos y colegas quienes no dudaron en darle su pésame y brindarle muchas fuerzas.

El actor se mostró devastado ante el deceso de su madre. 

Recordemos que la madre del actor de telenovelas perdió su vida en el día de ayer, a los 83 años de edad a causa de un infarto por lo que su hijo quiso despedirla públicamente con todos los honores relatando lo siguiente:

Deja tú la gran bailarina que fue, la gran coreógrafa que fue, que en medio de la Guerra Fría, coreografiaba al Bolshoi y al American Ballet Theatre. El pedazo de mujer, pedazo de madre, pedazo de esposa que fue.

Julio Camejo era muy apegado a su mamá. 

Pese a que el intérprete de “La mexicana y el güero” confesó estar devastado y lleno de dolor, lo cierto es que ha dejado una especial petición para todos aquellos que, como él, sienten orgullo y amor por María Gladys González Camejo.

Si la quieren recordar, mi gente, recuérdenla con un traguito de ron, recuérdenla bailando salsa o un danzón. Y recuérdenla con una sonrisa, porque ella era lo que quería, que la recordaran siempre sonriendo y así va a ser.

Además de ello, el nacionalizado en México también destacó que: “Puedo cerrar los ojos y sufrir, obvio que hay un vacío pero prefiero abrir los ojos, y recordarla por lo grande que fue, por su enseñanza, porque siempre me incitó a dar lo mejor de mí.

Julio Camejo culminó su grabación con una frase célebre de Gladys que hace alusión a que primero se debe pensar en el bien colectivo y después en el propio ya que de ahí parte la felicidad y alegría del humano. 

Otras Noticias