El misterio sin resolver de la joya que Tamara Falcó no podrá heredar

La familia de la colaboradora sufrió un robo millonario.
lunes, 19 de octubre de 2020 · 08:58

Detrás de la aristocrática familia de Tamara Falcó hay una gran cantidad de historias y un misterio sin resolver: el robo de la tiara valuada en un millón de euros.

La joya pertenecia a Hilda Armada Falcó, prima de la colaboradora de "El hormiguero", y que, además, es nieta del Conde de Revillagigedo e hija del Conde de Güemes y la condesa de Villanueva de las Hachas.

La familiar de la futura Marquesa de Griñón lució en su boda del 3 de septiembre de 2011 la increíble pieza de platino con diamantes incrustados, original de los años 20 de la firma Cartier.

La tiara fue robada junto con otros objetos de valor en la Quinta de la Peña de Francia y de no ser así, la hija de Isabel Preysler la habría heredado.

La Guardia Civil comenzó a investigar el caso que sufrió la familia de la tertuliana de 38 años y en un principio arrestaron a los empleados de la casa.

Más precisamente detuvieron a una pareja que trabajaba desde hacía cinco años como guardeses y asistentes de servicio de la propiedad del conde de Güemes.

Sin embargo, más adelante la justicia determinó que los responsables eran una banda boliviana especializada en el robo de joyas, que habían sido contactados por la prima de la guardesa que se encontraba en la finca en el día del incidente, siendo cómplice de los ladrones.

La joya de la familia de Tamara Falcó jamás fue encontrada y se cree que fue desarmada y vendida en piezas sueltas para evitar sospechas.

Otras Noticias