Martes 3 de Agosto 2021
BOCA

Final abierto: Boca empató y define su suerte en Brasil

El Xeneize fue más que Atlético Mineiro, pero no pudo romper la igualdad.

Boca-Mineiro. Fuente (Twitter)
Escrito en FÚTBOL el

Boca y Atlético Mineiro empataron 0 a 0 en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores disputada en la Bombonera. En un partido chato y con polémica, el equipo de Miguel Ángel Russo fue un poco mejor y mereció más suerte.

El primer tiempo arrancó parejo. Con un equipo brasilero que salió decidido a hacerse dueño del partido, pero un local firme en la mitad de la chancha le disputaba el protagonismo. Con la potencia, experiencia del delantero Hulk, es que los dirigidos por Cuca querían lastimar cada vez que pasaban a territorio del rival. De todas maneras, siempre les faltó profundidad para inquietar a Agustín Rossi. Con el correr de los minutos el equipo de Miguel Russo empezó a sentirse más cómodo. Un activo Diego González era el responsable de mandar a sus compañeros adelante. Justamente fue el mismo “Pulpo” el responsable de la gran polémica de la noche: una gran jugada de Marcelo Waigandt por el sector desembocó en un centro, en la disputa aérea Norberto Briasco desplazó imperceptiblemente a Nathan. La jugada terminó con un cabezazo de González que vencía a Everson y le daba la ventaja al dueño de casa. Después de cinco minutos y revisión en el VAR mediante, el árbitro José Rojas Noguera rectificó su decisión y anuló el tanto. Todo Boca se retiró enojado al vestuario.

El Xeneize capitalizó esa bronca para salir con todo en el segundo tiempo. Con un buen Cristian Pavón, trató de llevarse puesto a su oponente. De sus pies llegaron las más claras: un centro nuevamente a la cabeza de González que no pudo dar dirección y ya sobre el final una pelota cruzada que por poco no llegan a conectar dos compañeros. No fue incisivo, quizás ese fue su pecado a lo largo de los noventa ante un Mineiro que poco mostró.

Boca fue más que Mineiro

Boca se va con un resultado que seguramente lo deja con gusto amargo. Porque fue mejor y porque el árbitro lo perjudicó. Pero sabe que si logra convertir en Brasil encaminará una serie en la que muchos los daban por muertos. Será cuestión de esperar una semana.