Sábado 18 de Septiembre 2021
COPA ARGENTINA

El árbitro también está: se conoció quién dirigirá Boca contra River por la Copa Argentina

El juez dirigirá su quinto Boca-River con antecedentes que dejaron descontentos a unos y a otros.

Boca vs River. Fuente (Twitter)
Escrito en FÚTBOL el

Finalmente, la organización de la Copa Argentina confirmó la fecha de los octavos de final de la Copa Argentina en los que se medirán Boca y River. En principio, el Millonario ganó esa puja a partir de que se disputará el miércoles 4 de agosto a las 7:00 p.m. en el estadio Ciudad de la Plata. Los Xeneizes pretendían retrasarlo un poco más. La siguiente disputa en los escritorios se develó también hoy cuando se dio a conocer el nombre del árbitro que controlará las acciones del Superclásico: Patricio Loustau.

El juez fue elegido por encima de nombres como Néstor Pitana y Darío Herrera, quienes también habían sido barajados. Loustau llega después de haber hecho una buena Copa América y ser para muchos el mejor referí del país. Será su quinto superclásico con un historial que marca dos victorias de Boca y una de River y un empate. Sin embargo, ambos clubes tienen quejas puntuales para con su labor en esos compromisos.

Patricio Loustau dirigirá su quinto Superclásico

Del lado de Boca todavía está latente la bronca por el penal que cobró en la final de la Supercopa en Mendoza. El árbitro vio una infracción de Cardona a Nacho Fernández que luego Pity Martínez cambió por gol y encaminó lo que sería título para el Millonario. Del lado Xeneize consideran que eso no existió y que además ignoró una infracción a Izquierdoz en el área con el partido 1 a 0. Por su parte, por Núñez todavía duele el recuerdo de aquel partido de 2011 cuando un joven juez hizo su debut en esta clase de duelos y, según la postura de River, lo privó de una buena cantidad de penales que hubiesen cambiado el rumbo de esa victoria local en La Bombonera.

Lo concreto es que, si bien tienen sus reparos, ambos clubes saben que el superclásico pueda estar en mejores manos. Solo resta que el partido comience, se dejen de lado las conjeturas y las sospechas, y brinden un buen espectáculo en el que el árbitro sea apenas una anécdota.