Lunes 20 de Septiembre 2021
BOCA

Mas problemas en Boca: un jugador no se presentó a entrenar en la previa del superclásico

El futbolista se ausentó por tercera vez consecutiva.

Miguel Ángel Russo. Fuente (Twitter)
Escrito en FÚTBOL el

La situación de Sebastián Villa con Boca parece no tener fin. Hoy la novela sumó un nuevo capítulo al ser el tercer día en el que el jugador no se presentó a entrenar. A partir de que el jueves pasado se conociera la noticia de que el Brujas de Bélgica había oficializado una oferta por él, el colombiano decidió declararse en rebeldía. Esto significó abandonar las prácticas y el partido del fin de semana hasta que el club acepte el ofrecimiento que en primera medida ya rechazó. Todo esto enrareció el primer día de trabajo de la semana, a solamente dos días del Superclásico por Copa Argentina.

De más está decir que Villa no se pondrá la camiseta de Boca el miércoles en el Estadio Único de la Plata. Y a raíz de cómo van las cosas, difícilmente vuelva a vestirla. La realidad marca que ambas partes tienen opiniones demasiado antagónicas. El delantero quiere salir y el club descartó la oferta por considerarla insuficiente. Los 7 millones de dólares (de los cuales le quedarían poco más de 5 por no ser el dueño absoluto de su ficha) más dos por objetivos fueron insuficientes para el Xeneize, que tampoco toleró el desplante del futbolista.

Villa no quiere jugar más en Boca

Según palabras del propio presidente, Jorge Ameal, el conflicto ya pasó a manos del departamento de legales de la institución. De esto se entiende que no solo no van a liberar a Villa, sino que además piensan en denunciarlo bajo la figura de “abandono de trabajo”. Esta amenaza no tuvo rebote en el jugador, que aún sigue sin aparecer y mantiene una postura firme. Bajo este contexto es que se puede inferir que el futuro entre ambos no será para nada ameno.

La víctima de todo esto es Miguel Ángel Russo. El técnico consideraba al colombiano como una pieza clave en el equipo. A raíz de esto es que debe ingeniárselas para reemplazar a alguien con características únicas en el plantel. Todo esto en la antesala de un duelo trascendental para el futuro de Boca.