Sábado 18 de Septiembre 2021
RIVER

De considerado a borrado: la difícil situación de un jugador de River

El futbolista llegó como refuerzo en enero y parece no haber aprovechado sus chances.

Gallardo parece haber perdido la confianza en una de sus últimas incorporaciones. Fuente: (Twitter).
Escrito en FÚTBOL el

Agustín Palavecino fue uno de los refuerzos más esperados por Marcelo Gallardo a principios de 2021. El volante llegó procedente de Deportivo Cali por algo más de tres millones de dólares, cuando, junto a River, Palmeiras y Xolos de Tijuana se peleaban por contratarlo. El mediocampista surgido de las inferiores de Platense tuvo un buen comienzo con el club de Núñez, en donde se ganó un lugar entre los titulares y hasta llegó a convertir un gol en el superclásico ante Boca en La Bombonera.

Durante la segunda parte de 2021, luego de la pretemporada que River realizó en Miami, la historia fue diferente para el primo de Erik Lamela. Arrancó como titular pero el flojo rendimiento individual que demostró lo llevó al banco de suplentes. Primero ingresaba en el segundo tiempo, ahora el Muñeco decide ni siquiera darle esos minutos de participación. Los últimos dos partidos, el centrocampista se quedó sin jugar un solo minuto con la Banda Roja.

Palavecino había sido, junto a David Martínez, el mejor refuerzo del club en cuanto a rendimiento en el primer semestre. Sin embargo, de junio a esta parte no ha hecho más que sumar críticas por parte de los fanáticos de equipo, quienes, al no poder asistir al estadio, expresan su bronca por el flojo desempeño del jugador a través de las redes sociales.

Palavecino le anotó a Boca su único gol en River

Tras sacar al volante de 24 años, el entrenador le dio toda la confianza para ocupar ese lugar a Bruno Zuculini y el ex Racing cumplió. Fue la figura en el triunfo de River ante Argentinos en La Paternal por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores. El buen momento de Zucu provocó que los minutos en cancha de Palavecino fueran cada vez menos, al punto de mirar todo un partido desde afuera. Pala, como lo apodaron en el Millonario, deberá esforzarse al máximo en los entrenamientos para así volver a tener una buena oportunidad de demostrar que vale los varios millones que le costó al club.