Viernes 24 de Septiembre 2021
BOCA

Casi un refuerzo: Boca está muy cerca de recuperar un jugador muy importante

El futbolista se pondrá a las órdenes de Battaglia los próximos días.

Battaglia está próximo a recuperar un jugador importante. Fuente: (Twitter).
Escrito en FÚTBOL el

Los días tortuosos de Boca parecen haber llegado a su fin. Después de la salida de Miguel Ángel Russo, el arribo a la dirección técnica de Sebastián Battaglia trajo tranquilidad. No solo en el ambiente, sino también, y más importante, en los resultados. El equipo consiguió dos triunfos consecutivos que le permitieron subir en la tabla y abandonar así esos incómodos últimos puestos. Mañana en La Bombonera reciben a Racing con la premisa de no dejar de sumar. Sin embargo, las buenas noticias no terminan ahí, ya que, en los próximos días, podría sumarse alguien al grupo que bien podría considerarse como un refuerzo.

Si bien no se trata de una incorporación, la posibilidad de ver a Eduardo Salvio en los entrenamientos y con el grupo es un salto de calidad, quizás aquel que a Boca le falta. El Toto se rompió los ligamentos de la rodilla a fines de febrero en un empate 1 a 1 frente a Sarmiento y, a seis meses del episodio, su recuperación va sobre rieles. De hecho, eso manifestó el último parte médico brindado por el club: que la próxima semana el jugador va a poder unirse al grupo.

Salvio se encuentra en la etapa final de su recuperación

"Estoy bien, cada día mejor, ansioso por volver. Pero bueno, lo importante es que día a día me vaya sintiendo mejor, esperando el alta", manifestó Salvio en una entrevista brindada al canal de YouTube del club después de la victoria del Xeneize en Vicente López. Con respecto a si habló con Battaglia sobre cuándo podría jugar, dijo: "Ya antes, cuando estaba en Reserva, cada tanto me veía entrenando en el gimnasio o en el campo y está al tanto de toda mi recuperación. Él sabe que estoy terminando con mi preparación y recuperación, me dijo que estaba contento por cómo me venía recuperando".

Eduardo Slavio llegó a Boca con mucha expectativa en junio de 2019, después de una gran carrera en Europa. Si bien bajo la conducción de Gustavo Alfaro le costó afianzarse, lo mostrado en aquel primer torneo que ganaron con Russo fue descollante. Su rendimiento cayó bastante cuando el futbol volvió post-parate por la pandemia e incluso fue criticado en la eliminación frente al Santos por la Copa Libertadores. Sin embargo, nadie duda de su jerarquía y de que el equipo puede confiar en él para crecer.