Martes 19 de Octubre 2021
LIGA PROFESIONAL

Marcha atrás: la noticia que amargó a los hinchas de River de cara al superclásico

El partido se jugará el 3 de octubre en el Monumental.

El próximo River-Boca tendrá las tribunas vacías. Fuente: (Twitter)
Escrito en FÚTBOL el

Todo indica que, luego de un año y medio, volverán los hinchas a las tribunas en el fútbol argentino. Los partidos a puertas cerradas debido a la pandemia podrían tener su punto final en las próximas semanas, confían en el seno de la dirigencia del deporte más popular en nuestro país. Sin embargo, la mala noticia a estas horas es que se postergará más de lo previsto. Esto quiere decir que el superclásico del próximo 3 de octubre será a puertas cerradas. Algo que no cayó bien en River.

Los hinchas Millonarios se ilusionaron con estar presentes frente al rival de toda la vida. Durante esta jornada llegó la aprobación por parte del Ministerio de Salud de la Nación, uno de los organismos clave en la decisión de que los fanáticos puedan volver a disfrutar de un partido desde las gradas. Lo propio hizo el Ministerio de Turismo y Deportes, ente también fundamental en la sentencia. Mientras tanto, en este contexto, se espera el dictamen del Ministerio de Seguridad, que desde hace unas horas es conducido por Aníbal Fernández luego de los cambios en el Gabinete Nacional.

Después de tantas idas y vueltas, el superclásico sería sin público

La postura desde Núñez al respecto del plan del gobierno es estar en desacuerdo. La dirigencia ve un gran problema en tener que abrir la cancha para un 30% de los hinchas, ya que esa cifra se queda muy chica al lado del número de abonados de la institución. Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, cree que la vuelta debe ser con la máxima capacidad, para todos los socios club. Mientras tanto, en Boca tampoco están de acuerdo, pero aceptarían lo que los responsables de la conducción del país decidan, ya que el principal propósito de Jorge Ameal, mandamás Xeneize, es que los hinchas vuelvan a tener un lugar en las tribunas.

A pesar de que faltan confirmaciones, en el mundo directivo del fútbol argentino se da por hecha la vuelta del público y están centrados más en sus detalles. Uno de ellos es saber cuánta será la capacidad permitida en los estadios, ya que hay varias versiones que circulan sobre el tema. En principio, la idea era arrancar con 30% de aforo, algo a lo que los clubes se opusieron rotundamente y pidieron, al menos, el 70%, aunque la intención sea la apertura total de las canchas. Por otro lado, el gobierno también tiene la intención de volver a hacer una prueba piloto, tal como hizo en el partido entre Argentina y Bolivia hace pocos días, en el partido disputado en el Estadio Monumental River.