Viernes 24 de Septiembre 2021
MÉXICO

Crisis en Pumas: qué dijo Lillini después de la derrota ante Necaxa

El entrenador analizó el mal momento del equipo.

Una nueva derrota de Pumas dejó tambaleando a su técnico. Fuente: (Twitter).
Escrito en INTERNACIONAL el

La paciencia es una virtud que en el fútbol mucho no existe. Pues depende siempre de los resultados. Si al equipo le va bien, aumenta, sino se termina rápido. Incluso tampoco entra en consideración el pasado. Si antes hubo éxito, no importa. Siempre lo más trascendente es lo actual. Quienes más sufren esa dinámica son los entrenadores, que deben rendir examen partido a partido. Cualquier racha negativa puede ser causante de poner en riesgo su puesto. En esa realidad se encuentra inmerso el entrenador de Pumas, Andrés Lillini.

El conjunto Universitario vive un presente verdaderamente malo. La derrota de este jueves frente a Necaxa por 3 a 0 caló demasiado hondo el ánimo del plantel y volvió a colocar a su técnico en el ojo de la tormenta. Sin embargo, el argentino se mantiene firme: “No se me cruza renunciar, al final tendría que ser un acuerdo con la directiva el paso a seguir como fue cuando subí. Aunque ya estén anotando nombres de entrenadores, no se me pasa por renunciar porque lo voy a hablar con el presidente”, manifestó. Aunque, al mismo tiempo, dejó entrever que estaría de acuerdo con cualquier decisión: “Los resultados son los que mandan y en un club tan grande como Pumas no puedes dar ventajas, la institución está por encima”, declaró en conferencia.

La derrota ante Necaxa fue la tercera de Pumas en el torneo

Un comienzo con apenas dos puntos de 15 posibles con solamente un gol a favor genera una incomodidad en el público de Pumas que ya desde hace semanas empezó a mirar de reojo a su responsable táctico que por ahora desea continuar. Incluso en los últimos días se instaló el rumor de que Jaime Lozano, de reciente obtención de la medalla de bronce olímpica, podría reemplazarlo. De todas maneras, voluntad en Lillini hay: “Fuerzas sí tengo, siempre fue un luchador, no le tuve miedo a la responsabilidad cuando me la dieron, tampoco quiero hacerle daño a un club tan importante como este que lo único que hizo es estar acá para que las cosas vayan bien”, aclaró.

Ahora la pelota está en la cancha de los dirigentes. Hasta ahora la banca existía. Confiaban en el proyecto que comenzó como interino en 2019 y que llegó a la última final disputada por Pumas. Sin embargo, la presión social es muy grande y el ciclo, de no mejorar, seguirá pendiendo de un hilo.