Jueves 16 de Septiembre 2021
SELECCIÓN ARGENTINA

Comienza la batalla legal: la estrategia de la Selección Argentina tras la suspensión ante Brasil

Tras los hechos ocurridos en San Pablo, será la FIFA quien adopte una resolución.

El encuentro entre Brasil y Argentina se definirá en los escritorios de FIFA. Fuente: (Twitter).
Escrito en LA SELECCIÓN el

Estaba todo preparado para que sea una fiesta. La Selección Argentina visitaba a Brasil en Sao Paulo, luego de lo que fue la gran final de la Copa América, con consagración para la Albiceleste después de 28 años. Ese fue, además, el primer título de Lionel Messi con su país a nivel mayor. Pero llegaba el turno de dar vuelta la página y enfocarse en las Eliminatorias Sudamericanas, para asegurar un lugar en el Mundial de Qatar 2022.

Apenas cinco minutos se disputaron, y el encuentro debió ser suspendido a raíz del ingreso de personal sanitario al campo de juego. Ahora, la pelota la tiene FIFA, que será el organismo encargado de tomar una decisión con el encuentro. Para eso, las confederaciones deberán brindar información de los hechos ocurridos. Andrés Urich, asesor legal de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y Ariel Reck, abogado especialista en derecho deportivo, serán los encargados de llevar adelante la estrategia en defensa de la Selección Argentina.

Junto a los mencionados, trabajará el español Juan de Dios Crespo, abogado que en 2017 colaboró con AFA para reducirle una sanción a Lionel Messi. Mientras tanto, FIFA ya le solicitó a ambas selecciones que proporcionen información para aclarar los motivos que llevaron a la suspensión del clásico sudamericano. La Comisión Disciplinaria comenzará a evaluar decisiones una vez que ambas partes realicen la presentación, para la cual tienen un plazo límite de seis días.

Desde Brasil, la Agencia Nacional de Vigilancia de la Sanidad (ANVISA) intervino en el encuentro entre el combinado local y la Selección Argentina. El motivo fue la presencia de cuatro futbolistas provenientes desde Inglaterra: Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía. No obstante, Conmebol y FIFA eximen de realizar las cuarentenas a los equipos de fútbol para no impedir el curso normal de las distintas competiciones.

La postura de Argentina será la de insistir en que se movilizó bajo el modo de corredor sanitario que permite la organización sudamericana. Incluso, los PCR realizados en suelo brasileño dieron todos negativos. El problema apareció 51 minutos antes del inicio del encuentro, cuando el ministerio de Salud denegó la excepción para los futbolistas mencionados. Ya era tarde, claro: la Albiceleste se encontraba en plena entrada en calor. Además, la respuesta llegó vía mail a Conmebol. Ni los árbitros ni los jugadores estaban al tanto de lo que ocurría. Lo cierto es que fue el veedor de la competición el que envió a los equipos a zona de vestuarios, por lo que la responsabilidad caería, pura y exclusivamente, sobre la Confederación Brasileña que no pudo garantizar que el encuentro se dispute con normalidad.