Lunes 13 de Septiembre 2021
ELIMINATORIAS

Fiesta en Núñez: la Selección Argentina goleó a Bolivia de la mano de Messi

El equipo de Scaloni goleó ante su gente, que regresó al estadio.

La Selección Argentina festejó en su casa ante su público. Fuente: (Twitter)
Escrito en LA SELECCIÓN el

Después de tanto tiempo, la Selección Argentina se ganó el derecho de mostrarle a su público, tras mucho tiempo sin poder mirar las tribunas de un estadio de su país con gente, la Copa América 2021 conseguida en Brasil y ganada nada más ni nada menos que ante el seleccionado local unos meses atrás.

El equipo de Lionel Scaloni disfrutó realmente la estadía en el Monumental de Núñez. Si bien fueron pocos los privilegiados a raíz de los protocolos sanitarios dispuestos por el Ministerio de Salud de la Nación, terminó siendo una auténtica fiesta para los que fueron a vitorear al plantel Albiceleste.

El rival era Bolivia, al cual la Selección Argentina no le tuvo piedad y apabulló con la categórica diferencia de jerarquía que hay entre ambos. Lionel Messi, capitán y símbolo del equipo, abrió el marcador con un auténtico zurdazo de afuera del área que sorprendió tanto a sus compañeros como a sus rivales.

El capitán anotó tres goles para Argentina

En el complemento, el conjunto Albiceleste fue a por más. Tuvo chances para aumentar el marcador, pero no tuvo suerte de cara al arco y sufrió mucho la falta de efectividad frente a un Carlos Lampe que terminaba quedando sin chances, aunque la pelota, como si no quisiera entrar, terminaba saliendo fuera de su arco o podía, con grandes intervenciones, evitar los tantos de sus rivales.

Pero la Selección Argentina tiene a Messi, el capitán, el ídolo y la figura absoluta, terminó siendo el encargado de aumentar la ventaja y poner el dos a cero frente a una Bolivia que poco podía hacer ante el gran ataque del conjunto de Scaloni ¿Cómo fue el tanto? Enganche y sutil definición con pierna izquierda.

Messi fue la figura de la cancha

El tercero, también de la Pulga, terminaría llegando con el correr de los minutos. Esta vez, con un rebote, aprovechó llegar antes que todos sus rivales para sellar una goleada que cayó como anillo al dedo. Finalizado el encuentro, todos apuntaron a celebrar acompañados lo que hicieron solos en Brasil ante el combinado local.

Este grupo pudo cantar victoria ante su hinchada, en el Monumental y con una capacidad mucho menor a la que acostumbraba a tener antes de la pandemia que azotó al mundo. Pero la alegría de poder decirle a la gente que ahí estaban los campeones, no se la pudo quitar nadie.