Miércoles 4 de Agosto 2021
BOXEO

Polémica decisión: Castaño fue más que Charlo pero las tarjetas dieron empate

En una gran pelea, el argentino fue muy superior pero los jueces decretaron igualdad.

Brian Castaño vs Jermell Charlo. Fuente: (Twitter)
Escrito en MÁS DEPORTES el

Extraordinaria velada la vivida en San Antonio. La expectativa que había creado el combate por la unificación de los cinturones de la categoría superwalter cumplió con todas y cada una. Finalmente, en una polémica decisión de las tarjetas, los jueces decretaron la igualdad entre Brian Castaño y Jermell Charlo.

La polémica se basa en que el argentino fue muy superior durante gran parte de la pelea. Arrancó con un planteo ofensivo que terminaba con golpes en la cara del local. La gran diferencia se dio a partir del tercer round cuando Brian Castaño estuvo muy cerca de lograr derribarlo con una combinación de guantes que de no ser por las cuerdas hubiesen provocado la caía del estadounidense. A partir de ahí, la tónica fue siempre la misma: el oriundo de Isidro Casanova como protagonista logró provocar incomodidad en un oponente que la pasaba muy mal.

Castaño fue claramente superior

Sin embargo, todo cambió a partir del décimo round. Ya se sabía perdedor en las tarjetas, Charlo salió a buscar el golpe que le permita el KO. Y estuvo muy cerca de lograrlo. Una zurda impactó en el rostro Castaño y lo hizo tambalear. Fue el momento más complicado de la noche. De todas maneras, logró resistir el embate y trató de volver al plan de la pelea en los dos asaltos siguientes hasta el final. Algo que pudo conseguir a medias, puesto que su rival siguió en la búsqueda esa mano salvadora. Brian continuó con la muestra de lo suyo y cerró una actuación en la que resultó claramente ganador en la gran mayoría de los rounds. Salvo para los jueces que terminaron por llevarse toda la atención con su fallo polémico

Team Cheatham (117-117), Nelson Vazquez (117-111, para Charlo) y Steve Weisfeld (114-113, arriba Castaño) fueron los que con su decisión de dar un empate se pusieron solos en el centro de la escena. El rincón visitante estalló de bronca y la sensación de arrebato estaba latente. Igualmente, y más allá del mal sabor de boca que dejó el final, Brian Castaño se tiene que retirar orgulloso de lo que hizo. Arrinconó a un campeón del mundo en su país y se mostró ante los ojos del mundo como un boxeador que tiene muchísimo para dar todavía. Las puertas que le cerro el jurado se las abrió él con su actuación. Demostró ser un verdadero campeón.