Viernes 24 de Septiembre 2021
BOXEO

Fue demasiado: Yordenis Ugás venció con claridad al gran Manny Pacquiao

El boxeador cubano dio la sorpresa al derrotar a un gran emblema del boxeo.

Yordenis Ugás derrotó al icónico Manny Pacquiao. Fuente: (Twitter).
Escrito en MÁS DEPORTES el

Manny Pacquiao arrastraba más de dos años sin subirse al ring. En julio de 2019, derrotó a Keith Thurman. Desde allí, no volvió a pelear. Esa inactividad le pasó factura ayer por la noche: el icónico boxeador filipino regresó al cuadrilátero para enfrentar al cubano Yordenis Ugás, de 35 años. En realidad, su contrincante sería Errol Spence Jr. a priori, incluso, de mayor nivel. Aún así, la categoría de Ugás bastó para derrotar a Pacquiao, que no dejó una buena imagen.

La pelea se dio en el marco del título mundial de peso wélter, que pasó a estar en poder de Yordenis Ugás en enero de este año, ya que Manny Pacquiao llevaba mucho tiempo sin defenderlo. Más allá de las consideraciones iniciales, el cubano demostró que es digno merecedor del cinturón, al derrotar al Pac-Man en una decisión unánime: 115-113, 116-112 y 116-112. Aunque sin demasiado brillo, el triunfo fue contundente.

El Pac-Man no pudo sentirse cómodo en el combate

Tras la derrota, Manny Pacquiao no confirmó su continuidad en el boxeo. A los 42 años, lo cierto es que se vio superado por el plan de Yordenis Ugás, que fue sobrio, continuo e hizo gala de su potencia para llegar con claridad hasta el multicampeón filipino, que no pudo marcar el ritmo del combate pese a intentar el doble de golpes que su rival: 815-405. No obstante, la efectividad del cubano fue más alta: conectó el 37 %, mientras que el Pac-Man se quedó en un corto 16 %.

Ugás se aferró a su plan

Fuente: (preyes120y).

Terminado el combate, el cubano Yordenis Ugás no ocultó su emoción por derrotar a un gran emblema del boxeo y explicó su pelea: “Teníamos un plan mi entrenador y yo. Fueron dos semanas nada más, pero me bastó para demostrar quién es el campeón. Pelee con una leyenda que respeto mucho. Espero haberme ganado el respeto de todo el mundo”, sentenció.

Además, se mostró en todo momento respetuoso con Manny Pacquiao: “Es un peleador bueno, tira muchos golpes. Yo confié en mi defensa. Confié en mí y en el plan que tenía, y las cosas salieron bien”, declaró luego de llevar a cabo un combate muy continuo e inteligente, casi sin que el filipino pudiera hacerle daño.