Domingo 12 de Septiembre 2021
TENIS

La historia la hizo Daniil Medvedev: derrotó a Djokovic y es campeón del US Open

El ruso venció al serbio en sets corridos y conquistó su primer Grand Slam.

Medvedev ganó el US Open. Fuente: (Twitter).
Escrito en MÁS DEPORTES el

No hubo historia en la final del US Open. O sí, pero no la que todos esperaban. Daniil Medvedev derrotó a Novak Djokovic por 6-4, 6-4-6-4  y consiguió así el primer título de Grand Slam de su carrera. A su vez, le impidió al número 1 del mundo inmortalizarse en los libros grandes del tenis como uno de los dos únicos jugadores que lograron los cuatro grandes en una temporada. Tampoco pudo quedar como el máximo ganador de esta clase de títulos y aún comparte esa posición con Roger Federer y Rafael Nadal, los tres con 21.

Desde el inicio del partido, Daniil Medvedev marcó las condiciones. Un quiebre en el primer game le dio la ventaja, la cual pudo administrar hasta llevarse esa manga a raíz de un servicio intratable que Djokovic nunca pudo resolver. Una muestra clara fueron las apenas cuatro oportunidades de ruptura con las que contó, de las cuales solo pudo concretar una. De esta manera, se colocaba arriba en el marcador y empezaba al moldear su sueño. Decisión, enfoque y determinación fueron las aptitudes con las que el número dos del mundo saltó a la cancha; aquellas que, en el segundo parcial, lo acompañaron cuando volvió a imponerse desde la devolución y, con esa distancia, abrochó también de su lado esa manga. Quedaba cada vez más cerca.

Medvedev obtuvo su primer título grande en Nueva York

Todo parecía a pedir por el nacido en Moscú. Un serbio desconcertado y errático mostraba un nivel vulnerable que era arrasado por su rival. Por esta razón es que no sorprendió que rápidamente se colocara doble quiebre arriba y 5-2. En la primera oportunidad, los nervios le jugaron una mala pasada, cometió tres dobles faltas y le permitió a Nole acercarse. Sin embargo, en la siguiente chance no lo dejó escapar y se llevó la gloria de Nueva York.

Daniil Medvedev jugó un partido perfecto. Borró de la cancha a un jugador que buscaba hoy lo que casi nadie había conseguido. Lejos de toda expectativa, quien se apropió de la fiesta fue el ruso. De esta manera, sacó la credencial que le faltaba para sentarse en la mesa de los grandes exponentes del tenis mundial. Merecido lo tiene.