Las más tristes: las parejas de la realeza que estaban destinadas al fracaso

Estos matrimonios no dieron frutos.
lunes, 12 de octubre de 2020 · 13:17

La realeza, aunque se muestre perfecta, sin duda, es problemática, sobre todo en sus matrimonios, pues siempre hay alguno que cae en infidelidades o finales trágicos y tristes.

Y es que los casos de Lady Di y Carlos de Gales o de Grace Kelly y Rainiero de Mónaco jamás podrán borrarse de la historia, así como también el de Charlene y Alberto de Mónaco, quienes todavía siguen juntos, pero se conoce los problemas que han tenido.

De la misma forma con Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover o el Rey Juan Carlos y Doña Sofía, quienes aunque no se han divorciado oficialmente se sabe que ya no están juntos. Sin duda, cada uno tiene un pasado peculiar y que siempre será recordado por el mundo.

En ese sentido, todos rememoran el trágico fallecimiento de la Princesa Consorte de Mónaco, lo cual culminó con su unión. Sin embargo, aparentemente, todo estaba roto desde antes, pues supuestamente el Príncipe tenía muchas amantes y no dejaba atrás sus malas costumbres.

Mientras que el caso de la nacida en Zimbabue y su esposo no es aislado, pues, la anteriormente conocida como Charlene Wittstock, al parecer intentó huir antes del día de su boda, aunque esto nunca se confirmó y hoy en día permanecen casados y con hijos.

Asimismo, el jefe de la Casa Real de Hannover está separado de su mujer pero tampoco se han divorciado, pese a que ya no están juntos y se saben los dramas en los que ha involucrado a toda la familia por sus descontroles.

El matrimonio real más fracasado y recordado de la historia es el de Lady Di y Carlos de Gales, por las infidelidades de este último.

Pero uno de los más resaltantes siempre será el del primero en la línea de sucesión británica y la Princesa Diana, quien perdió la vida en un accidente automovilístico y fue la única que se atrevió a divorciarse con la aprobación de todo el mundo.

De hecho, la madre de los Príncipes William y Harry tuvo que tolerar infidelidades por muchos años, hasta que no aguantó más y fue apoyada por todos sus fanáticos.

Sin duda, las Casas Reales tienen sus secretos y aunque al final todo se termina revelando, lo cierto es que saben esconder muy bien los dramas por las apariencias, así fue por mucho tiempo para Lady Di.

Otras Noticias