No le correspondía a él: la incomprendida herencia que se le asignó al Rey Felipe

No podía creerlo.
domingo, 4 de octubre de 2020 · 04:00

Hace unos meses el Rey Felipe sorprendió a España y a todo el mundo cuando anunció su decisión de renunciar a la herencia que Don Juan Carlos le dejaría en su nombre, sin embargo esto no quiere decir que no haya recibido una cuantiosa partición previamente y no precisamente de su padre.

La historia se cuenta y no se cree ya que por derecho son sus padres quienes le tienen que dejar algo a él y no cualquier persona, pero así sucedió y por muy insólito que suene, hay una anécdota que parece salida de una historia de ficción que involucra al Jefe de Estado en el medio de una distribución financiera inesperada.

Fue en el año 2009 cuando el entonces Príncipe Heredero se enteró sobre el fallecimiento de Juan Ignacio Balada, un recordado vecino de Menorca. A simple vista, sin duda, fue un hecho lamentable y seguramente pensaría en extenderle un mensaje de respetos a su familia.

Pero el motivo por el cual el esposo de la Reina Letizia se vio obligado a involucrarse con el entorno del hombre, es que su último deseo era el traspaso de su patrimonio valorado en 10 millones de euros al sucesor de Don Juan Carlos.

El Rey Felipe renunció a la herencia de su padre.

Según Vanity Fair, en el testamento se leía que las posesiones pasarían al actual Rey de España y a sus sobrinos, por lo que las Infantas Elena y Cristina también entraron en escena.

Hubo mucha expectativa en el asunto pero finalmente la monarquía accedió al deseo del fallecido personaje y benefactor de la Fundación Hesperia, la cual fue creada con la fortuna que dejó.

De esa manera el Rey Felipe se involucró en la repartición de una herencia que jamás pensó que estaría en su nombre, y en vista de su decisión con respecto a su padre, sería la única que reclamaría.

Si los reportes sobre la riqueza del emérito son ciertos, su hijo renunció a un capital valorado en más de dos mil millones de dólares y todo esto lo hace para limpiar la imagen de la corona que se ha visto manchada por esos escándalos.

Otras Noticias