Se sintió eclipsada: la mayor frustración en la vida de la Reina Sofía

Marcó su personalidad.
domingo, 4 de octubre de 2020 · 02:00

Ya son notorios los constantes desplantes que el Rey Juan Carlos le hizo vivir a la Reina Sofía en gran parte de su matrimonio, pero la gran frustración que ella llegó a sentir no fue de la mano de su marido, sino de otra persona muy cercana a ella que simplemente la decepcionó.

La relación entre la Consorte con su familia siempre fue muy fluida y los historiadores señalan que su crianza fue muy amorosa, y la cercanía con sus hermanos se sigue manteniendo al día de hoy.

Constantino de Grecia tuvo mejor trato que la Reina Sofía.

Sin embargo durante su juventud no siempre fue así ya que al ser la hija mayor de los Reyes Pablo y Federica de Grecia, esperaba recibir un trato distinto al de sus parientes.

Pero no fue así y el escritor Costar Stamatópulus tiene evidencia que señala que la esposa del Rey Juan Carlos vio frustrada la relación principalmente con su madre, quien tuvo un claro favoritismo entre sus descendencias.

Lo cierto es que más allá de ser la mayor de los hermanos, era Constatino el único varón y por ende era el único heredero a la corona helena y por eso se explica la preferencia de sus progenitores.

A veces se obsesionaba (Federica de Hannover) y provocaba una exageración en los cuidados hacia él.

Lo único que quería la Reina Sofía era sentir el cariño y aprecio que era destinado a su hermano, por lo que tuvo que aprender a convivir con ello, algo que la hizo madurar rápidamente.

Tal vez ante ese rechazo prácticamente se sintió inmune a los desaires de su esposo, quien protagonizó incontables infidelidades a sus espaldas, pero ella siempre lo supo.

Otras Noticias