La Reina Sofía mira con preocupación lo que la monarquía belga está enfrentando

Que ni se lo digan en juego.
miércoles, 7 de octubre de 2020 · 04:30

Si existe una pesadilla que no deja dormir a la Reina Sofía es precisamente lo que se está escenificando entre la monarquía de Bélgica, y es que las aventuras de su marido podrían traer una sorpresa inesperada en el futuro.

Recientemente se conoció que Delphine Boël finalmente recibió su título de Princesa tras el fallo a favor de la justicia hacia ella, pues al ser una procreación extramatrimonial entre el fallecido Rey Alberto y la baronesa Sybille de Selys Longchamps, nunca se le dio el trato que le corespondía.

Delphine Boël es ahora la nueva Princesa de Bélgica.

Tras siete años de interminables batallas legales hoy en día ya está tranquila de conocer que la historia pudo terminar favorable a ella, aunque dejó muy claro que la relación con su padre nunca fue la mejor.

En el 2001 cuando yo tenía 33 años él me dijo por teléfono que no era mi padre. Así que tenía una relación distendida con él.

La Reina Sofía no se quiere imaginar ese escenario.

Así lo reveló lla nueva Princesa Delphine a RTL, canal televisivo perteneciente a su país, a quienes les confesó cómo fue una de sus últimas conversaciones con el Rey Alberto.

Esto lo mira con total preocupación la Consorte pues en cualquier momento podría salir un nuevo descendiente de su marido como Albert Solá, quien ha intentado demostrar la evidencia que corrobora sus afirmaciones, pero la Casa Real se opone a ello.

La Reina Sofía tan solo tiembla con imaginar que alguna persona aparezca para reclamar algún derecho que no le corresponde, y de esa manera recrear una nueva polémica que muy difícilmente podría ser capaz de tolerar.

Hay que recordar que la madre del Rey Felipe toleró las infidelidades de su marido, las cuales se cuentan por miles, por lo que cualquier cosa podría suceder en el futuro.

Otras Noticias