El peor año: la Reina Isabel tiene que asumir la triste realidad

Su Majestad debe enfrentar los cambios.
domingo, 1 de noviembre de 2020 · 20:33

El 2020 no ha sido el mejor año para la Reina Isabel, pues ha tenido que cambiar todos los planes que tenía estipulados y cada día son más malas noticias que le van llegando.

Y es que Su Majestad tendrá que sacrificar su reunión familiar de Navidad que celebra normalmente en Sandringham, pues es una de sus más grandes tradiciones y, aunque la adaptará a la nueva normalidad, todavía tendrá que dar su brazo a torcer.

Para finales de año, los Windsor tienen la costumbre de ir a esta residencia de la Soberana y de asistir el 25 de diciembre a un servicio religioso en la Iglesia de Santa María Magdalena.

En ese sentido, esta tradición corre peligro, y, aunque todavía el Palacio de Buckingham no confirma cuáles serán los planes, se presume que lo harán muy pronto pues se está presentando la segunda ola del brote de coronavirus en Europa.

Según el medio "The Express" los miembros de la Familia Real se perderán las festividades y se quedarán este año en sus propias residencias en la Noche Buena.

Por ley, la esposa del Duque de Edimburgo y el resto de sus parientes tienen que hacer dos acuerdos religiosos: uno privado y uno público, para verla a ella, al Príncipe Carlos, a Camilla Parker Bowles y a los Duques de Cambridge.

La Reina Isabel tendría su tercera navidad atípica debido al coronavirus.

Esto se revela luego de que Gran Bretaña anunciara que prohibirían de nuevo las reuniones en multitudes debido al rebrote del virus que azota a todo el mundo.

De llegar a ser cierto, sería la tercera vez en los 68 años de reinado de la Reina Isabel que no acuda a una misa de Navidad con su familia. La primera fue en 1953, cuando estaba en Nueva Zelanda.

Otras Noticias