Él sería su propio enemigo: El Rey Juan Carlos complicaría su futuro

Todo se le vendría encima.
domingo, 15 de noviembre de 2020 · 17:30

Los fieles defensores del Rey Juan Carlos se estarían quedando sin argumentos para exigir su regreso por todo lo alto al país, y es que el cuestionado monarca está lidiando con las revelaciones más comprometedoras de su reinado, las cuales no hacen más que complicar su futuro.

No hay peor enemigo para el emérito que su propio pasado, ya que la prensa española lo que hace es relatar sus acciones, las cuales estuvieron amparadas por la Constitución en la que figura que su posición es inviolable, por tal razón accionó a diestra y siniestra sin ningún tipo de problemas.

La sonrisa del Rey Juan Carlos lo delata. Fuente: "El Diario"

Sin embargo lo último que ha sorprendido a todos no son sus concurrentes cobros de comisiones o regalos millonarios, sino particularmente un obsequio que él mismo aceptó con total alegría y que se encargó de ocultar por 18 años.

Fue en el 2002 cuando el entonces Rey de España aceptó una invitación del todavía presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, a ir de cacería en los prados de la nación asiática y, según reveló “El Diario”, la historia no termina ahí.

El político le entregó un abrigo hecho con la piel de un leopardo de las nieves, un animal que está catalogado como en peligro de extinción desde 1975 y entonces está prohibida su caza. Pero esto no detuvo al marido de la Reina Sofía para llevarse dicho trofeo a Zarzuela.

Esta última revelación no haría más que ahuyentar sus intenciones de regresar a España tras varios meses en el Medio Oriente, pues si hay algo por lo que tuvo que disculparse en el pasado fue por su postura hacia los animales.

El leopardo de las nieves es una especie amenazada.

“Lo siento, me he equivocado. No volverá a suceder”, esas fueron las palabras del Rey Juan Carlos que se vio forzado a expresar ante los medios de comunicación en el 2012, luego de la publicación de la fotografía junto al elefante que había cazado.

Una excusa en este momento no será suficiente para saldar sus deudas con la opinión pública, quienes estarían sorprendidos si decidiera salir de sus lujosos aposentos de Abu Dabi.

Otras Noticias