Desafiaron a la Corona: el Príncipe Andrés y Sarah Ferguson rompieron el protocolo real

Los Duques de York cometieron un error.
martes, 24 de noviembre de 2020 · 13:17

El 23 de julio de 1986 fue la boda del Príncipe Andrés y Sarah Ferguson, en la Abadía de Westminster, frente a miles de personas que presenciaron una ruptura del protocolo real que nadie jamás olvidará.

Y es que el hijo de la Reina Isabel y “Fergie”, como muchos la llaman, decidieron romper las reglas y disfrutar del amor a flor de piel que tenían, así lo explicó “Quien”, al tiempo que recordó un acto indebido.

El padre de Beatriz y Eugenia de York besó a su mujer en el balcón, cosa que no estaba permitida, ya que fueron de las primeras cosas que les pidieron. De hecho, así lo cuenta la propia Sarah en el documental de Oprah Winfrey “Buscando a Sarah: de la realidad al mundo real”.

Todos nos dijeron que no nos besáramos en el balcón, así que lo hicimos deliberadamente. Estábamos muy enamorados.

Sin embargo, lo que pocos recuerdan es que lo mismo habían hecho el Príncipe Carlos y Lady Di cinco años atrás. La diferencia es que en el caso del octavo en la línea de sucesión fue en presencia de otros miembros de la Familia Real.

La pareja se conoció desde muy jóvenes, cuando ella asistía a los partidos de polo de su padre y llegó a conocer al padre de sus descendientes. Pero el encuentro más formal fue organizado por la Princesa Diana.

Sarah Ferguson y el Príncipe Andrés rompieron el protocolo al besarse en el balcón real frente a otros miembros de la familia.

Esta última invitó a Ferguson a una fiesta después de las carreras de Ascot en el Castillo de Windsor, en donde estuvo toda la noche conversando con él, hasta que empezaron a salir oficialmente.

Posteriormente, un 16 de marzo de 1986, Andrés de York y Sarah Ferguson anunciaron su compromiso y lo demás es historia. Ahora están divorciados y se llevan muy bien, a pesar de los escándalos en que se ha involucrado el primero.

Otras Noticias