Nunca les agradó: los pecados de la Reina Letizia que sus suegros aún no perdonan

Cambió la relación con ellos.
martes, 3 de noviembre de 2020 · 05:30

El temple de la Reina Letizia la hace medir muy bien sus actos ya que las consecuencias podrían ser muy negativas no solo para ella, sino hacia la corona. Es por eso que estudia muy bien lo que tiene que hacer, sin embargo hay cosas que se le escapan de la mano.

Los eméritos, fieles a las tradiciones de otras generaciones, soñaban con un futuro totalmente distinto para su único hijo varón, por ese motivo tenían entre sus ojos que una Princesa europea se le acercara al entonces heredero del trono.

La Reina Letizia no tuvo un fácil comienzo con sus suegros.

Las conquistas que llegó a tener el Rey Felipe en su etapa de soltero se mantienen en secreto, pero sí es notoria su relación con diversas personalidades, aunque ninguna le generó el interés como sintió con la reconocida periodista española.

Fue en el 2002 cuando empezaron a salir a escondidas de la prensa y sobre todo, de los entonces Reyes de España, quienes se quedaron sin palabras al conocer el pasado que perseguía a la estrella del Telediario.

Un divorcio y una más que clara postura atea que causó un gran bochorno en la monarquía, esos son los pecados que ella cometió en el pasado y que no pudo controlar al momento de “postularse” ante sus futuros suegros.

Nunca se ganó la aprobación del padre de su entonces novio, quien contra viento y marea decidió seguir adelante junto a ella y no fue sino hasta un año después (1 de noviembre de 2003) que la Casa Real anunció el compromiso oficial.

La Reina Letizia pasó a ostentar el título de Princesa Consorte y 11 años más tarde el matrimonio ascendió al trono tras la abdicación de los eméritos.

No ha sido una vida fácil para ella dentro de la monarquía que en el 2005 celebró el nacimiento de su primogénita Leonor, y tuvo que esperar año y medio después para la llegada de Sofía.

Otras Noticias