La vez que el Rey Juan Carlos se manchó las manos de sangre

No lo ha olvidado jamás.
miércoles, 2 de diciembre de 2020 · 07:50

Los grupos proteccionistas de animales conocen muy bien el historial del Rey Juan Carlos, sin embargo el hecho fatal que lo cambió para siempre no fue la caza de una especie silvestre, algo que siguió haciendo a lo largo de su reinado, sino un accidente que acabó con la vida de una persona especial.

Cuando el emérito tenía 18 años y su hermano Alfonso 15, lo único que querían hacer era pelear. Según un relato que recogió “El Confidencial”, Doña María de las Mercedes simplemente trataba de calmarlos y se le ocurrió que la mejor forma era dándoles un arma calibre 22.

El Rey Juan Carlos recuerda todos los días a su hermano.

La idea era que ambos practicaran tiro en una tarde como cualquier otra en Estoril, en donde se refugiaban los Condes de Barcelona ante su imposibilidad de regresar al país, hasta que un hecho cambió la vida del futuro Rey de España.

Un disparo accidental se alojó en el rostro de Alfonso, dificultando su respiración poco después de caer al suelo mientras que el esposo de la Reina Sofía, recién ingresado en la Academia Miliar, lloraba desconsolado al presenciar dicho episodio.

Don Juan de Borbón cubrió al fallecido joven con una bandera española que encontró en el salón habiendo hecho asegurar a su hijo de que todo había sido un accidente y no algo premeditado.

En una muy recordada entrevista que el padre del Rey Felipe concedió a RTVE, habló abiertamente sobre su hermano, a quien “extraña todos los días”, y de hecho no se separó de un cuadro con su imagen en todo momento.

Ese día cambiaría la vida del Rey Juan Carlos, pues después de esto retornó a la nación ibérica para seguir con la formación que lo haría prepararse para el futuro que lo esperaba.

Este es un tema en particular muy comentado entre la opinión pública, pero que está prácticamente vetado en Zarzuela, pues toca algo muy delicado para el jubilado soberano.

Otras Noticias