El secreto de la Reina Isabel y su pasado oculto

Un detalle de la vida de la monarca se reveló.
lunes, 15 de junio de 2020 · 12:23

La Reina Isabel II no deja de sorprender con su pasado fascinante, pues la monarca se ha encargado de enterrar sus secretos de hace años. Sin embargo, todo termina saliendo a la luz. Tal es el caso de una historia sobre su hermano.

John Herbert Bowes-Lyon es el consanguíneo de la gobernante del Reino Unido, quien tiene dos hijas: Katherine y Nerissa, ambas sufrían de una enfermedad mental y en 1941 se decía que habían fallecido. Sin embargo, se descubrió que no fue así.

En los años 80, el diario The Sun reveló que Nerissa no murió sino hasta en 1986. No como lo decían los libros de Burke’s Peerage, que hablan sobre el árbol genealógico de la realeza británica, que las daba por fallecidas a ambas en la década de los 40.

Katherine vivió hasta el 2014, es decir hace apenas seis años. La realidad es que las primas de la Reina estuvieron internadas todo este tiempo en un manicomio en condiciones inauditas, pues estaban escondiéndolas para que no las vincularan con la familia real.

Estas mujeres tenían otras dos hermanas más, Anne y Diana. Estas últimas si crecieron como "royals" mientras que sus consanguíneas fueron negadas. Parte de esta historia fue revelada en “¿Y usted, a qué se dedica?” de Norman Baker.

"Katherine y su hermana Nerissa fueron despachadas un día oscuro de 1941 a un asilo para personas con dificultades de aprendizaje, un establecimiento lúgubre que había abierto en 1853 como el Asilo Nacional para Idiotas”.

En el documento, trata de cuestionar la posición de la madre de la Reina Isabel II con sus sobrinas y llegó a la conclusión que la familia real seguía actos de mala fe para excluir o encerrar a aquellos con discapacidad y que en cierto modo, no representaban a una familia ejemplar.

“Nunca se brindó una explicación de por qué ni por orden de quién se decidió internar a las dos hermanas, por entonces de 22 y 15 años, en ese lugar y en ese momento. Lo que sí está claro es que, en lo concerniente a la familia real, las hermanas debían ser tachadas de la historia. Burke’s Peerage informó sobre la muerte de Nerissa en 1940, antes de que ella siquiera llegara al establecimiento en Surrey, y la de Katherine, en 1961”.

Otras Noticias