Se lo quiere quitar: El tatuaje que avergüenza al Rey Juan Carlos

Explicó la razón de su decisión.
domingo, 23 de agosto de 2020 · 03:30

La idea de ver a un miembro de la realeza de España con algún tipo de tatuaje sería algo insólito, pues la imagen que desde La Zarzuela se quiere dar es una familia totalmente pulcra y alejada de ese tipo escándalos, pero la realidad es que el Rey Juan Carlos tuvo que lidiar con ese escenario por muchos años.

Hay un grabado que el emérito indudablemente podría llenarle de vergüenza al hablar con otras monarquías europeas, quienes bajo ninguna circunstancia permitirán tal acto de rebeldía en uno de sus miembros, pero él simplemente no pudo hacer nada para evitarlo.

El Rey Juan Carlos no pudo hacer nada para evitarlo.

Sucedió y ya, la tinta quedó imborrable en su piel e incluso lució el diseño con total orgullo en sus comparecencias en públicos, hasta otorgó una entrevista en la que explicó la razón por la cual se tatuó el brazo.

“Me los hice en 1932, cuando tenía 19 años. En aquella época era muy normal, muy marinero. Quien iba a oriente, se los hacía. Hoy es menos común”.

Juan de Borbón se mostró orgulloso de su diseño.

Así se expresó Juan de Borbón, padre del Jefe de Estado por 40 años, persona que llevó un diseño de dos dragones asiáticos, una tradición que los navegantes suelen realizar para homenajear dicha travesía.

Por tal motivo, el marido de Sofía de Grecia prefirió que su padre luciera con vestimenta formal en todo momento y así se pudiera ocultar de las cámaras.

Eran otras épocas, actualmente, los tatuajes cada vez son más comunes, tanto en los jóvenes como en personas adultas, pero durante la infancia del Rey Juan Carlos, la situación fue distinta.

Queda la interrogante si algún otro miembro de la Casa Real llegó a imitar la acción del abuelo de Felipe VI y de ser así sería toda una sorpresa para España.

Otras Noticias