Le arrebató algo personal: el Rey Felipe se desprende de la última posesión de su padre

Le dolerá al emérito.
viernes, 11 de septiembre de 2020 · 05:30

La monarquía prácticamente está desesperada por mostrar la nueva imagen que el Rey Felipe desea transmitir a la opinión pública, y es que su reinado no tendrá ningún tipo de relación o vínculo con Don Juan Carlos y para demostrarlo, ha sido capaz de desprenderse de sus posesiones.

Ya renunció la herencia de su padre que le tendría que corresponder y es que no estaría haciendo nada con reprochar sus escándalos si terminaría recibiendo esas cuentas bancarias millonarias que tanto daño ha hecho a su familia.

El Rey Felipe ordenó la venta del yate favorito de su padre.

También le retiró la asignación mensual, una medida hasta la fecha insólita que sorprendió a muchos, y poco a poco simplemente ha ido desterrando cualquier recuerdo visible del emérito por muy doloroso que le sea para él.

La última medida que el Rey de España ordenó simplemente toca el corazón del que fuera el Jefe de Estado por 40 años, y es que si hay una pasión que el respetó durante todo este tiempo ha sido la navegación.

No es ningún secreto que la Familia Real llegó a tener en su posesión varias embarcaciones lujosas desde donde disfrutaron veranos en la Palma de Mallorca, y el yate Somni es de lejos uno de sus favoritos.

El marido de la Reina Letizia decidió poner punto y final al contrato de comodato con Josep Cusí, uno de los íntimos amigos de Don Juan Carlos y quien le prestó dicho bote a los Borbones, persona que no quiere ver nada que  recuerde los gastos de su padre.

Según “Vanitatis”, el yate ya estaba en Mallorca a partir de las últimas semanas a la espera de la familia del Rey Felipe,  sin embargo el panorama es totalmente opuesto desde entonces.

Atrás quedó la época en que Doña Sofía pasaba tiempo con sus nietos a bordo del Somni y desde donde se le llegó a fotografiar en reiteradas ocasiones en los años recientes.

Otras Noticias