La Infanta Cristina recibe las mejores y peores noticias imaginadas

No sabría cómo reaccionar.
martes, 12 de enero de 2021 · 05:45

El 2021 prometía ser el mejor año para la familia de la Infanta Cristina, pues tienen como objetivo principal lograr la liberación condicional de Iñaki Urdangarin, tema que podría estar tomando rumbo. Sin embargo, en cambio, le confirmaron unos de los mayores temores de él.

Desde el primer momento en que el marido de la ex Duquesa de Palma ingresó a la Prisión de Brieva, estuvo rodeado de diversos privilegios que otros reclusos no tienen: por ejemplo ese recinto penitenciario es únicamente para mujeres y así no estuvo expuesto a una población presidaria general.

La Infanta Cristina esperaba esa noticia desde hace un largo tiempo.

Se cree que si al cuñado del Rey Felipe lo colocaban en una cárcel común, podría ser objeto de presiones o ataques por parte de otros reclusos, y esa idea simplemente quitaba el sueño a la hija de Don Juan Carlos.

Es de imaginar que ella y sus abogados lograron influenciar en que Brieva se convirtiera en su lugar de reclusión, pero, ahora que han aprobado traspasarlo a un centro de reinserción social, todo podría cambiar.

El esposo de la Infanta Cristina podría estar en otra situación incómoda.

Esa es la gran noticia que la hija de Doña Sofía ha esperado desde hace mucho tiempo, pues representa la cercanía a la salida condicional de su pareja, quien está próximo a cumplir la mitad de su condena de seis años.

A cambio tendrá que estar en un espacio con una población presidaria general. Aunque la mayoría está más cerca de salir por buena conducta, por lo que en teoría no representaría algún riesgo para él.

Iñaki Urdangarin está más cerca de reencontrarse en casa con la Infanta Cristina.

La Infanta Cristina no podrá hacer nada, Iñaki Urdangarin ya no gozará de los privilegios de la prisión de Brieva, pero saben que ese será el paso siguiente para el reencuentro en libertad con el que tanto han soñado.

Adicionalmente, en esta nueva etapa, el marido de la hermana de la Infanta Elena podrá tener un trabajo remunerado de hasta 800 euros mensuales como “acompañante físico y psicológico” en el hogar "Don Orione", en donde ha desempañado labores voluntarias hasta la fecha.

Otras Noticias