La jugada maestra de la Princesa Diana para acelerar su divorcio

La subestimaron totalmente.
martes, 12 de enero de 2021 · 04:15

La relación entre la Princesa Diana con Carlos de Inglaterra era más que insostenible durante los últimos años de su matrimonio, y en 1992 se hizo pública su separación mas no su divorcio, el cual se alargó hasta por cuatro años, pero lo que realmente aceleró la firma de los papeles fue una jugada maestra que ella tenía preparada desde hacía un tiempo.

Lo que realmente Lady Di quería en esa época era rehacer su vida totalmente alejada del manto protector de la corona, no obstante el entorno de su todavía marido era reacio a la idea de una nueva ruptura real, ya que Ana del Reino Unido y Andrés de York hicieron lo propio en ese mismo año.

La Princesa Diana tardó cuatro años en separarse del Príncipe Carlos.

Ya para esa época la opinión pública conocía de primera mano las infidelidades del Príncipe Carlos con Camila Parker Bowles a espaldas de la Princesa de Gales, pero esto no evitó que la soberana británica no aprobara el divorcio.

Pero todo cambió en 1995 cuando la madre de William de Cambridge concedió una de las entrevistas más mediáticas y recordadas de todos los tiempos a Martin Bashir, a quien le habló de todo lo que tuvo que soportar durante su fallida relación con el heredero a la corona.

Esa entrevista de la Princesa Diana cambió el panorama.

Hasnat Khan, exmédico personal de la royal británica y con quien mantuvo un breve romance, reveló a los medios de comunicación que esa conversación con el periodista llenó de cólera al Palacio de Buckingham de una manera sin igual y aceleró definitivamente el divorcio que tanto deseada ella.

La Consorte de Gales sacó toda su artillería pesada ante las cámaras para el bochorno de su entonces marido, a quien ya no le importaba ocultar su verdadera relación con quien hoy en día es su esposa.

Solo así la Princesa Diana pudo presionar a la corona.

De no concretar esa entrevista, a la Princesa Diana se le podría haber hecho eterna la vida legalmente unida con Carlos de Inglaterra, quien en 1996 firmó los papeles que formalizaron la separación.

La monarquía ha tenido que lidiar con numerosas rupturas sentimentales, pero ese época fue de lejos la peor etapa que la Reina Isabel pueda recordar, pues tan solo un año después se produjo el fatídico accidente que le costó la vida a la hija del Conde John Spencer.

Otras Noticias