El trono se enluta: la Reina Isabel llora la partida de un ser querido

La Monarca comenzó el 2021 con mal pie.
miércoles, 6 de enero de 2021 · 04:45

El 2021 empezó con noticias negativas para la Reina Isabel, quien en la actualidad se encuentra cumpliendo un riguroso aislamiento decretado por el primer ministro británico, Boris Johnson, y el cual se extiende hasta mediados de febrero.

Parece ser que la vida insiste en arrebatarle los apegos a la Monarca, justo cuando en el 2020 debió ver a su nieto, el príncipe Harry, renunciar a su título real y a su hijo Andrés abarcar la prensa con sus múltiples escándalos. 

La Monarca enlutó su corazón con una noticia.

Estas no serían las únicas noticias que llenan de soledad el corazón de Su Alteza, ya que hace tan solo unas horas se conoció que perdió a una de sus más cercanas parientes y amigas. 

Se trata de su prima Lady Mary Colman, quien era casi una hermana para la esposa de Felipe de Edimburgo y según se relató en el diario inglés "Daily Telegraph" falleció "pacíficamente" en su vivienda el pasado 2 de enero, a los 88 años de edad.

Su Alteza comenzó el 2021 despidiendo a un ser querido.

En el medio británico se agregó que el funeral será privado por los protocolos sanitarios, y por lo que se describió la prima de la madre de Carlos de Gales residía en la localidad de Norfolk, al noreste de Cambridge.

Vale la pena mencionar que la Reina Isabel compartió con ella en muchos eventos, sobre todo en las fiestas que se realizaban en Balmoral y en Sandringham, antes de que la cuarentena por el coronavirus las alejara de socializar con las masas.

Uno de los encuentros sociales entre la Reina Isabel y su prima Lady Mary Colman.

Al igual que la abuela del príncipe William tiene gustos característicos, como montar a caballo, su pariente era aficionada al fútbol, tanto así que era seguidora del equipo Norwich City y por 30 años consecutivos no se perdió sus partidos. 

Las causas benéficas también acompañaron los pasos de Colman, entre ellas apoyar a la Cruz Roja y ser presidenta de la "Norfolk Autistic Society" por más de dos décadas, ayudando a personas con autismo. Sin duda, su existencia fue un orgullo para Su Alteza, quien hoy lamenta su ausencia. 

Otras Noticias