Un Monarca sin título: el cumpleaños más agrio del Rey Juan Carlos

Desea hacer las paces con su hijo, el Rey Felipe.
miércoles, 6 de enero de 2021 · 09:15

Este 5 de enero fue una fecha agridulce para el calendario del Rey Juan Carlos, ya que arribó a sus 83 años alejado de lo que consideraba su "dulce hogar" y aislado en Abu Dhabi hasta nuevo aviso.

Justo cuando se esperaba que el emérito retornara a España en la época decembrina, se conoció que había decidido permanecer en el territorio árabe, en donde no puede volver a apenar a su familia con sus sonados escándalos.

El esposo de la Reina Sofía pasó de las ruidosas fiestas en la soledad. 

Este martes el padre del Rey Felipe festejó bajo perfil, con la añoranza de retornar a su tierra, algo que parece complicarse con el paso del tiempo. Según relató a "El Español" un amigo cercano del Monarca, se encuentra peor de lo que parece. 

Está agobiado y triste. Quiere volver. Su idea era estar en Madrid para su cumpleaños, pero de nuevo no parece que la fecha que él se pone para la vuelta sea posible. ¿Por qué? Porque no le van a dejar. El coronavirus es una excusa, le han convencido por ahí porque saben que si a algo le tiene miedo Juan Carlos es a estar enfermo. 

El Rey Juan Carlos continúa viviendo en los Emiratos Árabes.

Asimismo, el confidente manifestó que el temor más grande que debe enfrentar el esposo de la Reina Sofía es la distancia, puesto que ni su edad ni el hecho de perder la vida parecen preocuparle, solo el estar tranquilo en su morada, como el jefe de Estado que una vez fue. 

Las cosas de fallecidos no le interesan. Él está vivo y muy vivo. No le interesa para nada el tema. Fíjate si no presta atención a esas cosas que no sabe donde será enterrado, no le preocupa en absoluto. 

El emérito sueña con hacer las paces con su hijo, el Rey Felipe.

En ese soplar de 83 velitas, quizás el deseo más grande del Rey Juan Carlos sería volver a socializar con su hijo, cuya relación es turbulenta y, de esa forma, no querría repetir errores del pasado, como cuando estuvo casi un año sin hablarle a su progenitor, Juan de Borbón. 

La historia se repite en el camino del emérito y solo el tiempo vaticinará cuál será su destino, en medio de un exilio y tantas controversias que se hacen eco en los tabloides. ¿Será qué regresará a España alguna vez? 

Otras Noticias